Comentario de la Parashá de la Semana: Ytró

Detrás de la escenografía

Quisiera comenzar este comentario con una frase del Rabino Abraham Yehoshúa Heschel.

En su obra “D´s en busca del hombre” afirmó, al referirse a la entrega de la Torá en el Har Sinaí: “No sé lo que ocurrió en el momento Sinaí, pero que algo ocurrió estoy seguro…”. Siempre me pregunté qué fue lo que el Rab quiso decir al expresar esta frase. Sin embargo, con el correr del tiempo, aprendí a leerla de la siguiente forma. En Parashat Ytró, se nos relata toda la escenografía con la que el Boré olam, adornó la escena de dicha entrega. Los truenos, los relámpagos, una densa nube que se posó en la cima del monte; además de un ensordecedor sonido del Shofar.

Todo estaba preparado para darle a este momento, una solemnidad inigualable.

Sin embargo, y aquí retomo la frase que antes cité de Abraham Yehoshúa Heschel, hubo algo mucho más trascendente que todos estos eventos que rompieron con lo natural.  Y esto es, que este evento cambió para siempre la vida y la historia del pueblo de Israel.

Hace ya más de tres mil años, que aquella imponente escenografía brilló e hizo conmover al pueblo que se encontraba allí aguardando. Sin embargo, la Torá, nos sigue maravillando con su eterna sabiduría.

Si sabemos entender lo que Heschel nos enseñó, debemos darle valor a aquello que nos sigue iluminando. Sin duda alguna, La Torá trasciende todas las barreras y nos hace ser un pueblo vivo, más allá de cualquier relámpago o trueno.

Shabat Shalom
Rab. Gustavo Katzuni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *