Comentario de la Parashá Jol Hamoed Pesaj

SER PROTAGONISTAS

Siempre me pregunté: ¿En qué momento el pueblo de Israel fue libre realmente? Y entiendo que en la lectura del séptimo día de Pesaj encontramos la respuesta.

El pueblo de Israel  se encontraba acampado frente al mar de los juncos. El panorama no era para nada alentador. De un lado la inmensidad de las aguas; del otro lado el ejercito del faraón que venía hacia ellos.

La decisión no era para nada fácil.  Todo el pueblo estaba dividido. Unos pensaban que había que luchar, otros querían regresar a Egipto. Otros  se pusieron a rezar  y otro grupo quería lanzarse al mar.

Claramente, la decisión no era sencilla. Lo cierto es, que hasta aquí, el pueblo no había decidido por sí mismo.

Hasta este instante habían sido espectadores de lujo.  Todo había sido iniciativa de Moshé, Aarón y D´s.  El pueblo había sido llevado por D´s, como lleva una madre a sus hijos, pero ciertamente en este evento, el pueblo tuvo que hacerse responsable.

El Midrash relata que cuando el pueblo se encontraba frente al mar, Moshé rezaba. Sin embargo, las aguas no se abrieron hasta que un Hombre llamado Najshón Ben Aminadav (Príncipe de la tribu de Leví) se metió en el mar, con las aguas hasta el cuello.

Fue allí, que la historia comenzó a escribirse nuevamente, pero esta vez, la pluma fue la del propio pueblo. Para ser libre hay que tomar decisiones. Hay que estar dispuesto a arriesgarse.

El riesgo es mucho, pero la libertad lo vale. Aprendamos a elegir con inteligencia.

Shabat shalom
Jag sameaj
Rab. Gustavo Katzuni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *